Más sobre mí

“Tengo muchas inquietudes y si estás aquí supongo que tú también.” 

Realmente soy una chica muy sensible,(y esta característica es complicada de sobrellevar), en su momento y hasta hace bien poco, todo me afectaba en demasía y por esta razón, me pasaba la vida huyendo de los problemas, de los lugares y de las personas. Hasta que me di cuenta de que estaba escapando de mi misma… por fin he comprendido que el sitio que tanto he estado buscando, es sencillamente, a mi lado.

No importa el lugar, importa que estemos con nosotros mismos y que estemos a gusto con ello.

Creo que a mucha gente le ocurre algo parecido, (viviendo a medio gas y con miedo al futuro) por esta razón, me gustaría que acaben sintiendo lo mismo, y para ello, hay que trabajar mucho y aprender cada día.

Aquí y ahora, espero ayudarte en lo que pueda, darte esas ganas de arranque y facilitarte en lo que pueda, el camino.

¿A qué me dedico?

La Educación Social es mi profesión, la psicología mi pasión, poder ayudar a la gente uno de mis sueños y la escritura la armadura que me hace sentir más valiente para encarar el mundo.

Me apasiona cómo funcionan las relaciones, la mente humana y su engranaje y el poder que tiene el crecimiento personal para transformar nuestras vidas.

¿Quién soy?

Me presento, soy Mar Burgos, una chica de 24 años “común” (o eso creo), sencilla, soñadora y muy sensible, con sus preocupaciones y problemas como todo el mundo. Una chica que fue adolescente y que sufrió de más. Una chica que solo intenta encontrar su camino en este mundo complejo, alguien que se ha equivocado (demasiado o simplemente lo suficiente para llegar aquí) pero que intenta mejorar cada día, aprender, agradecer, y que se vuelve a levantar, siempre.

Una persona que ha tropezado, llorado, gritado, que se ha maldecido, que ha dejado de encontrarle sentido a la vida y que se ha perdido para luego encontrarse, una y otra vez. Una chica que ha querido demasiado, una chica que se ha roto en mil pedazos, que se ha alejado de todo para echar de menos, que en su momento se ha sentido distinta, perdida, olvidada… quizás como tú ahora. ¿Pero sabes qué? Esta chica ahora es una mujer, una mujer fuerte, que ha sabido anteponerse a las adversidades, reconstruirse, recomponerse, crecer, y que ahora quiere compartir contigo todo lo que ha ido aprendiendo (y lo que irá aprendiendo).

Me considero optimista, creativa y cariñosa, (intento hacer las cosas lo mejor que puedo), pero también soy olvidadiza, “tardona” (bastante), a veces caprichosa, impaciente y en algunos momentos, insegura.  A medida que pasa el tiempo, voy queriéndome más, aceptando quién soy y valorando tanto lo bueno como lo malo. Y espero que tú, hagas lo mismo.

Necesito la escritura en mi vida, llevo muchos años haciéndolo para desahogarme (quien me conoce lo sabe). Me ayuda a aclarar mis dudas y expresar tanto mis miedos como mis inquietudes o mis deseos. También a fantasear y construir historias que solo están en mi cabeza; sé que hay gente que escribe mucho mejor que yo, pero también soy consciente de mis virtudes y de todo lo que puedo llegar a transmitir con ella;

Por eso, aquí y ahora, junto mis dos pasiones para acompañarte en el camino de conocerte mejor, crecer, respetar, aceptar, cuestionar tu presente y con ello; lo que quieres en tu vida. Quiero compartir y que compartas conmigo. Conocer tus miedos, escucharte, acompañarte, hablar y ayudarte en lo que pueda.

Y no lo olvides: tú también puedes ayudarme a seguir creciendo. 

Espero que te guste mi contenido.

Gracias por leerme.

Atentamente; Mar.

IMG_20180317_132433